martes, 23 de febrero de 2016

ROJO, MARICÓN, POLICÍAS Y 23F

Hubo un tiempo en este país y en esta policía, un tiempo que llegó mucho más allá del comienzo de la democracia, en el que a los policías demócratas, los que querían una policía civil, bien formada, al servicio de la ley y de la gente y no de los caprichos de los caimanes procedentes del franquismo se les decía de todo: terroristas, enemigos de España, comunistas, traidores a la Policía y a la Patria, malos profesionales… y todo ello se resumía en las conversaciones de los policías franquistas, los meaperros de cualquier época, en lo que para sus lúcidas mentes era la mayor descalificación que cabía hacerle a alguien: rojo y maricón.

jueves, 11 de febrero de 2016

UNA POLICÍA DEMOCRÁTICA...

... limpia y profesional. 

Según nuestra ley orgánica 2/86 y las normas de su desarrollo, los policías tenemos que actuar con absoluta neutralidad política en el ejercicio del cargo; tenemos también la obligación de guardar secreto profesional respecto de los asuntos que hayamos conocido como consecuencia de las funciones del cargo, entre otras limitaciones que no vienen al caso que comento.

sábado, 6 de febrero de 2016

FUSILEN A ERREJÓN

Ayer, al hilo de una noticia sobre la presunta posibilidad de que Iñigo Errejón fuese nombrado ministro de Interior en un hipotético gobierno PSOE-Podemos, y ante insultos y descalificaciones como asesino, terrorista, traidor y otros de ese cariz emitidos presuntamente por miembros de la Policía Nacional (todos ellos dicen ser policías pero actúan desde cuentas anónimas, lo que dice poco de su catadura moral), emití el tuit adjunto.